El Salvador Tragic: 10 Roque Dalton Poems from 3 Books

1 February 2013
from Taberna y otros lugares (1969)


El Descanso del Guerrero Los muertos están cada día más indóciles. Antes era fácil con ellos: les dábamos un cuello duro una flor loábamos sus nombres en una larga lista: que los recintos de la patria que las sombras notables que el márbol monstruoso. El cadáver firmaba en pos de la memoria iba de nuevo a filas y marchaba al compás de nuestra vieja música. Pero qué va los muertos son otros desde entonces. Hoy se ponen irónicos preguntan. Me parece que caen en la cuenta de ser cada vez más la mayoría!
El Gran Despecho País mío no existes sólo eres una mala silueta mía una palabra que le creí al enemigo Antes creía que solamente eras muy chico que no alcanzabas a tener de una vez Norte y Sur pero ahora sé que no existes y que además parece que nadie te necesita no se oye hablar a ninguna madre de ti. Ello me alegra porque prueba que me inventé un país aunque me deba entonces a los manicomios Soy pues un diosecillo a tu costa (Quiero decir: por expatriado yo tú eres ex-patria)
O.E.A. El Presidente de mi país se llama hoy por hoy Coronel Fidel Sánchez Hernández pero el General Somoza, Presidente de Nicaragua, también es Presidente de mí país. Y el General Stroessner, Presidente de Paraguay, es también un poquito Presidente de mi país, aunque       menos que el Presidente de Honduras o sea el Genera López Arellano, y más que el Presidente       de Haití, Monsieur Duvalier. Y el Presidente de los Estados Unidos es más Presidente de       mi país que el Presidente de mi país, ese que, como dije, hoy por hoy, se llama Coronel Fidel Sánchez Hernández.
Buscándome Líos La noche de mi primera reunión de célula llovía mi manera de chorrear fue muy aplaudida por cuatro o cinco personajes del dominio de Goya todo el mundo ahí parecía levemente aburrido tal vez de la persecución y hasta de la tortura diariamente       soñada. Fundadores de confederaciones y de huelgas mostraban cierta ronquera y me dijeron que debía escoger un seudónimo que me iba a tocar pagar cinco pesos al mes que quedábamos en que todos los miércoles y que cómo iban mis estudios y que por hoy íbamos a leer un folleto de Lenin y que no era necesario decir a cada momento camarada. Cuando salimos no llovía más mi madre me riñó por llegar tarde a casa.
Huelo Mal Huelo a color de luto en esos días que las flores enferman por su precio cuando se muere a secas el que es pobre confiando en que ya pronto lloverá. Huelo a historia de pequeña catástrofe tanto que se ha podido quedar con los cadáveres huelo a viejo desorden hecho fe doctorada en respeto su gran llama. Huelo a lejos del mar no me defiendo el algo he de morir por tal olor huelo a pésame magro les decía a palidez de sombra a casa muerta. Huelo a sudor del hierro a polvo puesto a deslavar con la luz de la luna a hueso abandonado cerca de laberinto bajo los humos del amanecer. Huelo a un animal que sólo yo conozco desfallecido sobre el terciopelo huelo a dibujo de niño fatal a eternidad que nadie buscaría. Huelo a cuando ya es tarde para todo.
Sobre Dolores de Cabeza Es bello ser comunista, aunque cause muchos dolores de cabeza. Y es que el dolor de cabeza de los comunistas se supone histórico, es decir que no cede ante las tabletas analgésicas sino sólo ante la realización del Paraíso en la tierra. Así es la cosa. Bajo el capitalismo nos duele la cabeza y nos arrancan la cabeza. En la lucha por la Revolución a cabeza es una bomba de retardo. En la construcción socialista planificamos el dolor de cabeza lo cual no lo hace escasear, sino todo lo contrario. El comunismo será, entre otras cosas, una aspirina del tamaño del sol.
This entry was posted in TRANSLATIONS and tagged , . Bookmark the permalink.

Related Posts:

Please read Cordite's comments policy before joining the discussion.